LOS ENÓLOGOS

El enólogo desempeña para el vino el papel que tiene un afinador para el órgano: cuanto mayor sean las cuerdas y más delicada y sensible la mano del técnico que las ajusta, más armonioso y agradable será el sonido.

Giacomo Tachis

EL OBJETIVO DEL EQUILIBRIO

Los vinos se vinifican en tanques de hormigón o de acero, se controlan constantemente, se clarifican, se decantan y luego se envejecen por separado en barricas; ensamblados poco antes del embotellado, finalmente se dejan afinar en botella durante un período que varía de un vino a otro.

Los tiempos y técnicas son establecidos por el enólogo, quien se esfuerza constantemente por obtener un vino equilibrado equilibrando acidez, dulzor, taninos y alcohol. Los responsables de esta alquimia hoy son Carlo Ferrini, considerado el mejor enólogo por la crítica americana en 2007, que llegó a Il Pollenza ese año, y los enólogos internos, Mauro Giacomini y Carlo Del Bianco.

INTUICIÓN, INTELIGENCIA Y PASIÓN

Son ellos quienes ordenan las podas severas que, por un lado, reducen drásticamente los rendimientos de la producción, pero, por otro, garantizan unos frutos excelentes, ricos en jugos extractivos. Y es la dirección de estos hombres la que garantiza el cuidado de los viñedos y las correctas prácticas de elaboración del vino. De su intuición, su inteligencia y su pasión nacen los blends o crus de Il Pollenza. Hombres con los que el Conde ha establecido una relación personal de colaboración, potenciando su experiencia, respetando sus opiniones, estimulándoles a experimentar y utilizar técnicas innovadoras.

Top